Blogia

MUJERES EN LA SOMBRA

Mujeres de sol a sol

<strong>Mujeres de sol a sol</strong>


Once autoras españolas escriben sobre la mujer en el mundo rural


Ángela Labordeta nació en Teruel en 1967. Licenciada en Filosofía y Letras
por la Universidad de Zaragoza. Ha publicado hasta la fecha tres novelas
-Así terminan los cuentos de hadas (1994), Rapitán (1997) y Bombones de
licor (2000)- y el libro de relatos El novio de mi madre (Xordica, 2002).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Matilde de la Torre Gutiérrez.

Escritora y política (Cabezón de la Sal, 1884–México, 1946). En cuanto a sus antecedentes familiares, Matilde procedía de una familia de tradición liberal, de hidalgos pertenecientes a las clases medias ilustradas de Cantabria. Su padre, Eduardo de la Torre, fue notario de Cabezón de la Sal y su madre, Ana Gutiérrez Cueto, pertenecía a la familia de los Gutiérrez Cueto. Su abuelo materno, Cástor Gutiérrez de la Torre, había fundado en 1856 el periódico La Abeja Montañesa y un hijo de éste, Enrique, fue el promotor y director de El Atlántico (1886),
Matilde, que hereda la afición familiar por la escritura, publicó en 1917 su primera obra Jardín de damas curiosas: epistolario sobre feminismo. En años sucesivos, escribió ensayos como Don Quijote, rey de España (1928) y El Ágora (1930). En ellos coincidía en su análisis y actitud crítica con el régimen político de la Restauración, con los planteamientos de los intelectuales del Regeneracionismo y autores como Ortega y Gasset. La puesta en práctica de su ideario se plasmó en el proyecto educativo la ‘Academia Torre’, que la escritora fundó en los años veinte en Cabezón de la Sal, en la cual empleaba los principios pedagógicos de la educación integral, difundidos en España por la Institución Libre de Enseñanza
Paralelamente a su intensa labor literaria y periodística, Matilde, de igual modo dotada para el canto y la música, inició una interesante labor recopiladora y de creación de las canciones y danzas de Cantabria
Al final de la dictadura de Primo de Rivera, Matilde de la Torre se comprometió políticamente en favor de la II República y, en 1931, se afilió al Partido Socialista Obrero Español. En las elecciones a Cortes de 1933 y 1936 salió elegida diputada por el Partido Socialista de Asturias. En el gobierno de Largo Caballero desempeñó el cargo de directora de Comercio y Política Arancelaria. Durante este periodo, el más intenso de su actividad política y periodística, colaboró asiduamente en El Socialista y en La Región, donde publicaba series divulgativas de gran popularidad.
Fruto de su experiencia directa en la problemática social de estos años fue la novela titulada El banquete de Saturno (1931). Ya en Francia, publicó, en 1940, Mares en la sombra, dramático relato de su contacto con la guerra en tierras asturianas.

Obligada a abandonar España por la derrota en la Guerra Civil del bando republicano, en la primavera de 1940, partió a América desde Burdeos y, el 19 de marzo de 1946, falleció en el sanatorio americano ‘Barsky’ de la ciudad de México y fue enterrada en el panteón español.

Gracias "Mar de Calma"!

(Fuente Principal: Gran Enciclopedia de Cantabria)

Mujeres poetas; mujeres pintoras

Mirar arriba, a la izquierda, siempre estarán las mujeres pintoras.

Mirar a la derecha del blog, en color gris claro, mujeres poetas.

Es sólo una nota informativa, para que no se os escapen leyendo sólo el post, al entrar.

Saluditos

Elena Martín Vivaldi, la dama de amarillo.

Elena Martín Vivaldi, la dama de amarillo.

Me informo en el Ideal de que hoy -que ya es ayer- hace siete años que su voz y letras nos dejó. ¡Qué pena!, hasta hace bien poco no supe de su existencia.
La noticia saltó cuando se supo que toda su obra iría a parar a Salamanca. No sé bien qué habrá pasado en su tierra que es Granada, para que dejen que todo lo perteneciente a esta poeta se marche hasta otra ciudad; y si no es así, que alguién me lo corrija
Ella escribió 17 libros de poesía. Poeta -como ella quería que se dijera- de acentos íntimos y profundos, de otoños, de lluvia, de árboles.

(...)Amarillo. Aún no imagina
el viento, la desbandada
de sus hojas, ya apagada
su claridad. Se avecina
la tarde gris. Ni adivina
su soledad, esa tristeza
de sus ramas.

Fue certeza,
alegria – ¡otoño ! - . Faro
de abierta luz.

Desamparo
después. ¿Dónde tu belleza ?

Elena Martín Vivaldi

Elena supo que los colores no son sólo un signo de representación simbólica ni la romántica identidad con un estado de ánimo concreto. Para ella, los colores compusieron un complejo código de significaciones que apelaba a toda una manera de contemplar e interpretar el mundo.

Mujeres estáis de acuerdo en celebrar este día ¿o no? ¿Sabéis por qué se celebra en este día, claro?

Mujeres estáis de acuerdo en celebrar este día ¿o no? ¿Sabéis por qué se celebra en este día, claro?

Esta tarde he bajado hasta la ciudad más próxima para asistir a una obra de teatro sobre los derechos de las mujeres, en la que las actrices eran las Sras de una asociación. Ha sido gratificante ver el teatro lleno, aunque solo sea de amistades y familia; si conseguimos concienciar a esta gente, ya démonos por satisfechas. Esto es algo que va muy lento.

Y en el pueblito en el que vivo se han atrasado los actos para el Sábado y así poder contar con casi toda la población femenina que trabaja durante la semana en la capital.
La mujer se mueve, se mueve aunque sean pocas. La mujer sabe asociarse y es comunicativa, trabajadora, solidaria, polifacética y mil cosas más.


Yo hoy pido:
lo que cualquiera haría; equiparación en el trabajo; paridad absoluta en todos los ámbitos.

Fuera el techo de cristal.

No necesitamos que nuestro avance social sea declarado en leyes, queremos que sea algo natural.

Que las penas para los maltratadores, incluyan siempre, en todo caso, la retirada de la patria potestad de los hijos.

"La "brecha" salarial entre hombres y mujeres, -en torno al 30%-, se ensancha cada vez más, especialmente en determinados sectores y actividades, siendo esta discriminación la que marca la mayor desigualdad en el trabajo".

Pero soy consciente de que el problema se ha de atajar en su totalidad, acometiendo a la vez todo el contexto:

"Para avanzar en la consecución de un mercado de trabajo más productivo y competitivo, es necesario aumentar la cantidad y la calidad del empleo y ampliar y mejorar los sistemas de protección social, con medidas que impulsen la integración laboral de las mujeres mediante la aplicación del principio de igualdad de trato y de oportunidades y no discriminación por razón de sexo, la participación equilibrada de hombres y mujeres en el desempeño de las responsabilidades familiares y profesionales -asegurando el derecho a un permiso por paternidad individual- y la erradicación de la violencia machista, incluido el acoso por razón de género y el acoso sexual".

Mención especial cabe para esas mujeres "sin papeles" en nuestro país y en manos de mafias que las explotan tanto sexualmente como laboralmente, llegando en algunos casos a la esclavitud.
Hoy Fernández de la Vega se marchó a África y es cierto que con toda la razón, puesto que estos problemas se extienden a nivel mundial y ciertamente la globalización exige un tratamiento globalizado para todos estos problemas. No obstante en Africa la situación de la mujer llega a estar bajo mínimos, y si quisiera hablaría de la explotación de las niñitas de apenas 10 años en África. De las chiquitas que matan cada día en Ciudad Juarez, al igual que en Guatemala, aunque sea menos conocido el caso, pero absolutamente con la misma trascendencia. En fin, que pararé ya porque no habría páginas para denunciar la desigualdad de género tan grande que existe en todo el mundo.

Dejémosles a nuestras hijas un mundo más igualitario.

MUJERES EN LA SOMBRA

MUJERES EN LA SOMBRA

Carmen de Burgos Seguí

Paloma Castañeda, horas
y HORAS editorial,
Madrid 1994


Carmen nació en Almería y muy pronto se quedó viuda, se marchó a Madrid y de los tres hijos que tuvo, sólo le vive el último. Trabajaba de periodista y utilizaba el pseudónimo de "Colombine", fue la primera periodista, mujer y española comprometida con las ideas feministas, ayudó a Clara Campoamor y otras para luchar por el voto femenino y murió relativamente joven, cuando las ideas republicanas estaban en su auge. Tuvo una vida muy intensa, no obstante. Escribió mucho, entre otras, la novela sobre un asesinato en Almería.
Aparecida esta novela al final de su vida, Puñales de sangre, (¡qué título tan lorquiano!), reafirma los principios feministas propios de la autora: la necesidad de encontrar una salida auténtica, lejos de tanto falso prejuicio, a la mujer española. Problemas planteados con todo realismo en su otra novela, también de 1931, Quiero vivir mi vida, prologada por el doctor Marañón.
Vistas hoy, Puñal de claveles y Bodas de sangre, representan dos modos distintos de entender la literatura, como miembros de dos muy distintas generaciones. La de Carmen de Burgos, luchando por la regeneración del país, intentando acercarlo a la burguesa Europa. La de Lorca, despectiva de todo lo que huela a burguesía y enemiga del racionalismo cartesiano


Me parece interesante reseñar esta parte de la biografía de Carmen por
Blanca Bravo Cela que estudia la figura de Carmen de Burgos en la biografía. "Carmen de Burgos (Colombine), Contra el silencio", publicada por Espasa; de la contraportada reproducimos el siguiente texto:
"Cuando en 1927 la andaluza Carmen de Burgos publicó el ensayo La Mujer moderna y sus derechos, ella era muchas cosas: una periodista consagrada, una veterana profesora y una escritora ampliamente reconocida, que firmaba con el seudónimo de Colombine. La aparición del libro suponía, además, la confirmación de su faceta de mujer fascinada por la capacidad creativa de su género, para el que exigía igualdad de trato. Era famosa y tremendamente conocida en el Madrid de la época y, sin embargo, su vida privada andaba cargada de misterios. Nadie sabía exactamente cuántos años tenía, guardaba en secreto su duro pasado transcurrido en Almería y no se sabía ni siquiera sus amigos- cómo organizaba el tiempo para conseguir cumplir con todos sus compromisos intelectuales. Vivió, además, acompañada de una leyenda de viuda alegre que se acentuó cuando, muerto su marido, inició una atrevida relación sentimental -por liberal y tormentosa- con el escritor Ramón Gómez de la Serna, muchos años más joven que ella.

Elizabeth Bishop

Elizabeth Bishop

Ha sido una pintora y poeta norteamericana que gustaba dibujar y describir fría y realista la figura humana. Después de empezar con influencias cubistas y otras, acabó pintando imágenes sobre el N.York de su época, descripciones muy realistas y sencillas.

Id, si queréis, a esta página bastante buena, por su gran recopilación de autores

La Diosa Blanca, concierto de mujeres.


Se celebrava el día internacional de las mujeres y Carmen Linares cantaba en el Teatro Central de Sevilla, arropando a dos mujeres que le tocaban la guitarra.

A lo largo de mi carrera he tenido que luchar sola. He pasado mucha fatiga para introducirme en el mundo de la guitarra, un mundo muy masculino. Ganarme el respeto de ellos no ha sido nada fácil. Son las palabras de Antonia Jiménez, de 32 años y se dedica profesionalmente al mundo de la guitarra, es de Cádiz. Sin embargo Mª José Matos de Huelva, piensa que ese tren ya se le ha ido, pues no se dedica profesionalmente a ello, y su trabajo en una inmobiliaria le impediría viajar cada día a Sevilla para compatibilizar ensayos. Otra cosa sería que de verdad las cosas estuviesen cambiando en el mundo del flamenco. Para ellas el mundo del flamenco es machista férreamente, los roles están m´s que determinados. Las mujeres cantan y bailan y tocan las palmas. No es raro escuchar entre los hombres el tópico de que el hombre toca más fuerza.
El toque sigue siendo territorio de hombres

Matilde Ucelay Maortúa, premio Nacional de Arquitectura

<strong>Matilde Ucelay Maortúa, premio Nacional de Arquitectura</strong>

Matilde , de 94 años, la primera mujer arquitecta en España, ha sido galardonada con el Premio Nacional de Arquitectura. Represaliada en la posguerra por repuvlicana fue una de esas mujeres que supieron vivir con imaginación y abrieron caminos que ahora se pueden recorrer. dice su hijo Javier Ruiz Castillo, profesor de economía en la Universidad Carlos III.
El jurado que falló ayer el premio valoró su trayectoria excepcional en la que mantuvo en todo momento su actividad frente a las dificultades, sin dejar de construir edificios, especialmente viviendas. Entre éstas, la Casa Benítez en Lugo o la Casa Oswald y las librerías turner e Hispano-Argentina en Madrid.
Matilde Ucelay nació en Madrid en una familia abierta y liberal que respiraba el interés por las bellas artes, la literatura y el teatro; su madre, Pura Maortúa, directora del grupo independiente Anfistora, alimentaba esa afición teatral con lecturas y ensayos en la terraza de su casa, en Libertad, 20, donde frecuentó a Federico García Lorca. cuando Matilde inició sus estudios de arquitectura en 1931 era la única mujer en la escuela, donde hubo que adaptar un aseo para chicas porque no había. Se licenció tras cuatro años de carrera en la que sólo tuvo un suspenso en la asignatura de hormigón que enseguida recuperó.
Al homenaje de su licenciatura, en julio de 1936, asistió el nimistro de la Gob ernación, Amos Salvador, y otras destacadas figuras de la República, un hecho que la invalidó para ejercer su profesión legalmente en los cinco años posteriores a la guerra civil. Fue inhabilitada a perpetuidad para ejercer cargos públicos, lo que dirigió su vida y su obra al terreno de lo privado y le obligó a trabajar en proyectos que firmaban algunos de sus compañeros.
Su primera obra fue la remodelación de su casa de vacaciones en la localidad segoviana de La Grana. Desde entonces, realizó más de un centenar de proyectos, entre los que destacan un gran número de viviendas, edificios industriales y laboratorios, en Madrid y otras ciudades españolas.

Concha Espina

Concha Espina

Sin librarse de la sombra que siempre tuvieron las mujeres, -queda patente en esta entrevista- "La acritud del camino, el triunfo costoso, la fama reunida noblemente fueron en ella -dolor y fruto- desviaciones superficiales impuestas por la tiranía" «del hombre».Hoy por hoy se puede decir que Concha Espina fue casi una privilegiada entre las mujeres de su época, pues su gran trabajo fue relativamente reconocido.

María Lejárraga

María Lejárraga

Una mujer en la Sombra de Antonia Rodrigo

Escritora granadina que en otras ocasiones ha escrito sobre Mariana Pineda o Margarita Xirgú. En este caso ha sacado a la luz a otra mujer silenciada.

Lejárraga ya escribía obras desde antes de casarse con el escritor Gregorio Martínez Sierra, en 1980.Escribió casi cien obras literarias, entre ellas El amor brujo y la adaptación de El Sombrero de tres picos (novelas, dramas, ensayos, poesías y guiones cinematográficos), pero todas fueron firmadas por Gregorio Martínez Sierra, su marido.

Nació en San Millán de la Cogolla (La Rioja) en 1874, y vivió su infancia en los arrabales madrileños, donde su padre ejercía de médico, y en ese mismo ambiente fue Maestra de Primera Enseñanza. Feminista convencida y activa, afiliada al Partido Socialista, estuvo, no obstante, siempre sometida a su marido, como una esclava. En un auténtico estado de explotación. Todo por amor.

En 1933 fue elegida Diputada al Congreso de la República por Granada y fue designada vicepresidente de la Comisión de Institución Pública. La guerra civil la obligó a un penoso exilio y murió en Argentina en 1974.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Tres mujeres mueren cada día y según los sociólogos es debido a que las mujeres ya no se someten. Y digo yo, pues sí que es difícil conseguir la libertad

Tres mujeres mueren cada día y según los sociólogos es debido a que las mujeres ya no se someten. Y digo yo, pues sí que es difícil conseguir la libertad

en el fondo y en todas las épocas de la Historia, conseguirla costó guerras y consecuentemente, muchas muertes.

Ya sé que la génesis del problema, -en su mayor parte- es diferente, pero en Iberoamérica los focos más cruentos siguen siendo  México/Ciudad Juárez y Guatemala.



Vencer al desaliento con la fuerza de una mujer

Vencer al desaliento con la fuerza  de una mujer

Acabo de volver y ya no podía ni entrar, por más que me daban otra contraseña y es que hace mucho tiempo ya.

Sin dejar que un objetivo desaparezca de mi horizonte. Con la fuerza que siempre me impuse a la hora de superar situaciones, aquí estoy de nuevo.

Malos tratos, no más víctimas

Las mujeres víctimas de malos tratos no siempre tienen los suficientes recuersos personales, ni el apoyo familiar y social para denunciar su situación. No pienses nunca que "aguantan por comodidad". Es una situación muy difícil.

En otro orden de cosas,los profesionales de nuestra asociación _con los que hablamos constántemente, nos hacen ver que la dependencia emocional, es aún peor que la económica; máxime si todo lo anterior viene acompañado de una enfermedad en la mujer, sea cual sea.

No hay que esperar a que ellos: hombres, cambien;lo más importante es la vida de la interesada: mujer, o cualquier otra persona que se encuentre en esa situación.

NADIE QUE REALMENTE TE QUIERA, SE ATREVERÍA A AGREDIRTE

Cada día aparecen fetos de nenas chinas en la basura

Cada tres meses 200 niñas chinas son abandonadas en horfanatos.

Violencia hacia la mujer

El acto de violencia es muchas cosas a la vez. Es el hombre individual ejerciendo poder en relaciones sexuales y, al mismo tiempo, la violencia de una sociedad jerárquica, autoritaria, clasista, sexista, militarista, racista, impersonal e insensata proyectada a través de un hombre individual hacia una mujer individual...
En suma, estos actos de violencia son una especie de expresión ritual de las relaciones de poder: dominante-dominado, poderoso-impotente, activo-pasivo, masculino-femenino.
M.Kaufman, canadá1989

Artemisia Gentileschi

Pintora del XVII, de calidad técnica y artística comparable a la de los mejores genios renacentistas y manieristas. Su nombre ha sido "invisiblizado"(término inventado) por la Historia oficial del Arte, y su magnífica obra, asimilada en ocasiones al nombre de su padre, Orazio Gentileschi.

Susana y los viejos, 1610

Judith Leyster

Esta autora es otra de las grandes pintoras "olvidadas" de la Historia del Arte.

La proposición, 1631;

El varón acosa sexualmente a la mujer con un puñado de monedas. Ella, aterrada y sin poder quitar la mirada de su costura, rechaza la propuesta. costureraAquí observamos una de las representaciones en las que se combinan los discursos sobre las virtudes domésticas y la sexualidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mujeres pintoras

Mujeres pintoras

Americanas, belgas, escandinavas etc

Emily Mary Osborn

Sin fama ni amistades, 1857; ver .
Representa la vergüenza y humillación de una mujer soltera de clase media que trata de vender su obra. En la sociedad misógina del XIX, la mujer es objeto de burlas masculinas.

La artista: Emily M. Osborn, otra de las grandes desconocidas de la pintura universal, refleja en esta obra quizá sus propias dificultades al ser una mujer artista e independiente en una de las épocas más perversas en el reconocimiento y trato hacia las mujeres, el Romanticismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres